Vacaciones y pesca en Barcelona

Un verano más, al fin con las ansiadas vacaciones, puse el coche rumbo a Barcelona, como no, con mi lancha neumática a bordo.Por teléfono, Toni ya me había comentado que nuestras vacaciones coincidirían y eso suponía que íbamos a dar guerra pesqueril…

Y es que en Barcelona en verano se pesca bastante, yo le llamo el paraíso de la pesca, claro, para gente como yo que me divierto con este deporte y que voy probando aquí y allá, con las consecuencias que ello conlleva al no conocer un sitio pues haces porra sí o sí… pero como digo, en BCN se pesca mucho desde embarcación: jureles o caballas de buen tamaño todos los que quieras, a veces te topas con las Anjovas (Tallams), o los mejores días con algún bonito alistado muy cerca de la costa. Más difícil es sacar lubinas aquí, o dentones… Leer el resto de la entrada >>

3 comentarios

Archivado bajo Pesca

Consejos para botar nuestra semirrígida en una rampa

Llegamos a la rampa. Tenemos muchas ganas de salir a pescar pero debemos tener en cuenta algunos puntos para una correcta botadura.
Debemos revisar el tapón de popa, que esté colocado, no sería la primera vez que nos entra agua antes de empezar a navegar. Debemos retirar todas las cinchas con las que aseguramos nuestra barca al remolque, de no ser así por mucho que empujemos la barca no caerá al agua.
Debemos retirar el cuadro de luces, de no hacerlo, con el tiempo, las luces acabarán fallando. Levantar el motor en caso de que la rampa no tenga mucho calado, ya que si no lo hacemos, corremos el riesgo de que la cola del motor y la hélice toquen el suelo. Debemos tener a mano el cabo de proa con el que aguantaremos la embarcación antes de soltar el mosquetón que une la cuerda al cabrestante del remolque.
Utilizar botas de agua o un vadeador nos facilitará la carga o descarga en invierno, evitando mojarnos. En verano no importa tanto mojarnos, cuidado si utilizamos chancletas ya que podemos resbalar si nos subimos al remolque, o incluso sin subirse, ya que en algunas rampas (sobre todo las públicas) se han llegado a ver verdaderos porrazos de gente por acercarse al agua y resbalar.
Mucha precaución los usuarios de turismos en el momento de sacar la barca del agua en rampas con cierta inclinación. En ocasiones, y si hay muchas barcas entrando y saliendo, el suelo se queda mojado y muchos turismos patinan y no pueden subir.
Si cuando vais a sacar la barca del agua, el coche patina, lo primero que hay que hacer es poner el freno de mano y calzar el vehículo en las ruedas no motrices. Otro consejo es girar la dirección a izquierda o derecha e intentar salir de lado jugando con el embrague e intentando no hacer patinar las ruedas. Si el coche es tracción delantera, un par de personas subidas en el capó nos pueden ser de gran ayuda, ya que al hacer peso delante se consigue adherencia y no patinan dichas ruedas.

Un día tuve que ayudar a un hombre que le fue imposible subir la pendiente en la mar bella (rampa de Barcelona). Era la primera vez que utilizaba esa rampa, el coche resbalaba y no subía, la barca era pesada (una vieja estable de 5 metros)

Leer el resto de la entrada >>

7 comentarios

Archivado bajo Artículos

Un día de lubinas y mucho aprendizaje

Ya desde la mitad de semana habíamos estado ojeando el pronóstico para el fin de semana. El domingo fue el día elegido para que mi amigo Damián y yo fuésemos a pescar. La noche antes hablábamos de concretar sitio y hora y, qué casualidad, no me sorprendió que mientras yo había estado preparando, entre otras cosas cargando la batería para la sonda, Damián estaba cambiando los bajos de sus cañas. Buena afición que tenemos los dos…

Al amanecer llegué al lugar donde habíamos quedado, como siempre primero para echar unos lances desde costa, y ahí ya estaba mi compañero metido en agua estrenando su nuevo vadeador. Empezamos viendo ataques en superficie de no sabemos qué especie, pero no sobrepasarían una cuarta. Yo empecé a cambiar señuelos y probar de todo pero al ver que no entraban a nada, pasó un buen rato y desistimos, eso sí, nos llevamos buen sabor de boca pensando en que sería un buen día el que teníamos por delante. ¡Vamos a montar la lancha!

Haberle instalado las ruedas de botadura a la embarcación ha sido un acierto rotundo,tanto es así que mientras tomábamos un café a pie de playa elegíamos el sitio por donde lanzar la lancha, que si por aquí, o por allí que está menos pendiente, allí que hay una ducha para luego… Una delicia. Así que una vez en el agua, marrón en la ría por la bajamar, empezamos a hacer curri. Había muchos barcos haciendo lo mismo, pero sin demasiado éxito. Así que aquí comenzamos nosotros a agudizar nuestro ingenio. Empezamos a buscar un sitio, otro, salimos a mar abierto que tiene agua más clara, probamos allí que hay espuma por las olas, o lanzamos por allí que hay unas corrientes muy sugerentes. Hasta que empezamos a sacar conclusiones, a aprender y , como no, a obtener nuestros resultados.

Leer el resto de la entrada >>

7 comentarios

Archivado bajo Pesca

¿Neumática o semirrígida?

A primera vista se puede pensar que una lancha semirrígida es mucho mejor en cualquier caso que una neumática, y quizá, para muchos sí que es así, pero hay algunos casos en los que nuestra balanza se inclina por una opción, o la única, la neumática.

Está claro que hay una diferencia notable en cuanto a la navegación, que te puedes alejar más, y mas rápido,  pero es sobre todo cuando el mar se riza un poco, el casco rígido “rompe” las olas y eso se traduce en comodidad para los tripulantes de embarcación semirrígida, además, cuando el mar se pone más feo, la seguridad en las semirrígidas es mayor. Evidentemente, las lanchas neumáticas no están hechas para atravesar el estrecho de Gibraltar, ni mucho menos, ya que siempre que salimos debemos observar previamente el parte meteorológico de la zona (yo lo hago desde 3 ó 4 días antes), y con las esloras que tenemos, tampoco nos alejamos demasiado de la costa, por si acaso nos sorprende un temporal inesperado o pasa cualquier otra cosa. En un caso de emergencia, ya lo hablaba con un amigo hace unos días, hay que tenerlo claro: ancla abajo, calma, teléfono/radio, y mientras tanto a pescar esperando a que nos recojan.

Aún así, hay varias ventajas por las que puedes optar por la adquisición de una neumática: la primera ventaja está clara, la puedes “tirar” por cualquier sitio. La segunda ventaja, y que para mí es la principal, es el almacenaje: yo llevo mi lancha en el coche, plegada en el asiento de atrás, y el motor en el portamaletas con los demás “chismes”. Todo entra perfecto en el coche y va conmigo donde yo voy. Por ejemplo, en Diciembre hemos pescado en Málaga, en Huelva y en Barcelona….  Otra opción es llevar un carro y la lancha encima montada, lista para salir al mar pero se necesita un lugar para guardar el carro.

El precio de unas y otras también es una barrera para mucha gente pero imaginando que esa no sea la excusa, personalmente en ese tema prefiero no entrar. También se puede optar por lo que nos muestra el video ;)

Hay personas que se toman esto como si fuera una escalera, una jerarquía en la que el barco de 8 ó 10 metros de eslora pueda ser un buen escalón a subir, tener más eslora y mejor barco es el objetivo… Para mí, que por ahora llevo una vida itinerante, cada año en un sitio diferente,  con casa de alquiler…, la neumática es la mejor opción. Por ahora estoy humildemente contento, sobre todo en las vacaciones de verano, cuando el destino no es un impedimento para poder salir al mar y pescar, pero si algún día quiero subir el escalón del barco ¡ya puedo contar con la lancha auxiliar! :)

¿Qué opináis vosotros?

Álvaro.

51 comentarios

Archivado bajo Artículos

UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Hay días en los que las cosas fluyen de tal forma que hacen que entres en un estado de sensaciones que no se pueden describir………………. Creo que no me será fácil, pero voy a tratar de relatar todo lo que nos pasó en esa jornada de pesca inolvidable.

El miércoles recibo la llamada de mi amigo Álvaro, que después de terminar cansado de currar decide llamarme para quedar el jueves al amanecer para pescar en uno de nuestros pesqueros desde tierra en Punta Umbría y si el tiempo lo permite, salir con la lancha a probar suerte. Quedamos en vernos el jueves. Llamo al compañero Lucio para que pasemos los tres una mañana entretenida pero tiene tareas en casa…

A las 7:30 estamos listos para salir andando al pesquero. A las 7:45 estamos dando cañazos. Después de probar unos lances Álvaro decide buscar una zona en la que los depredadores se sientan más cómodos para cazar, y en los primeros lances con su Ima, zaasss, clava una baila de medio kilo. Se nos pone la sonrisa de oreja a oreja. La cosa empieza bien. Nuevo lugar para probar suerte y otra vez, Álvaro clava esta vez una lubina de talla similar a la pieza anterior. Esta claro que la cosa pinta bien. Yo que de momento no toco nada tras probar con la boya y el raglou, tampoco con los jigs de silicona y un cristal minow, acepto la invitación para probar un señuelo Ima imagene 110 que no tardaré en saber lo pescador que es. En uno de los lances que hago con este señuelo, cuando lo tengo cerca de las piedras, noto perfectamente la picada de un pez que no tardar en salir a la superficie. Es una lubina buena, la más grande que he pillado, una lubina que con la ayuda de Álvaro consigo sacar sin que se rompa el nylon del 23 que llevo. Qué bueno, que lubina más guapa. Seguimos probando y ya no sale nada más. Nos hacemos unas fotos con los tres bichos que hemos pillado y nos vamos mas contentos que unas pascuas a por la embarcación. Son las 9:30 y ya es hora de salir a dar una vuelta por la ría a probar suerte.

Leer el resto de la entrada >>

10 comentarios

Archivado bajo Pesca

Lubinas a jigscasting

Después de varias salidas a las mismas zonas de pesca y casi siempre capturando las mismas especies,  hablo con mi amigo, vecino y compañero  de pesca rafa, y le propongo que podríamos salir de pesca por zonas nuevas y buscar especies diferentes de las que estábamos acostumbrados a capturar siempre…
Decidimos probar suerte por la costa de Tarragona, ya que un conocido nos comentó que salían buenos tallahams y si dábamos con las zonas rocosas podríamos tocar algún dentoncillo. Preparamos las cañas y los arreos y ponemos rumbo a los puntos indicados por nuestro amigo.
El día soleado, sin viento y sin apenas deriva alguna. A las pocas horas de estar dando cañazos, divisamos pajareras y decidimos ir a por ellas, pero lo de siempre: jureles, palometas y alguna caballita. De repente mi caña se dobla mucho mas de lo normal con unos tirones descomunales y le digo a rafa: esto no es un jurel, jajajaja pero a los pocos minutos, zas! me parte el bajo de línea. -¡Joder macho, para algo bueno que pica! Seguimos pescando y Rafa tiene picada. Se trataba de en jurel, pero casi al momento de embarcarlo aparece un buen tallaham y ¡zas! se engulle la mitad del jurel.

Leer el resto de la entrada >>

2 comentarios

Archivado bajo Pesca